Hoy sí que quiero creer en la Esperanza.

Admirados Señores:

«…….AUNQUE NO YERRA QUIÉN PIENSA,
PORQUE EN EL MUNDO NO HUBIERA
HOMBRE CON HONRA SI FUERA
OFENSA PENSAR LA OFENSA…….»
LOPE DE VEGA

Cuánta emoción guardada en la cuenca de unos ojos…..cuántos suspiros por desdoblar y por abrazar; aquel día en que se inaguraba el Tele Club -creo que el primero que habría de haber en Talavera- del Colegio de La Salle. Contenía yo el corazón porque por fin se abría una mágica puerta que a través de una Televisión en blanco y negro, me conduciría a latitudes inimaginables para un pobre y asustado nicho de ocho años. Ver al entonces Príncipe de Asturias, D. Juan Carlos I de Borbón, nombrado sucesor del General Franco a título de Rey -nombramiento que tanta trascendencia tendría luego para la posterior Historia de España- y contemplar atónito como el primer Hombre pisaba el suelo de la Luna («Un gran paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad»). Estamos hablando del Mes de Julio de 1969. Hace casi cincuenta años.
El venerable Hermano Emilio de Los queridos Hermanos de La Salle, nos habló entonces de lo que significa la Esperanza. Al construir. Al creer. Al aguardar con confianza. La Esperanza como la mejor herramienta para edificar el Futuro. Que entonces era nuestro porque tan sólo éramos unos niños. Hambrientos de emociones, sorpresas y enseñanzas. Evoco ahora aquel legendario Mes de Julio de 1969, aquel entrañable Tele Club dónde tanto supimos de la Vida, de la Vida buena -que nada tiene que ver con la buena vida- esa Vida llena de luminosidad, generosidad, bondad y coraje. Y lo evoco como un Puente robusto que me lleva a la Gran Manifestación del próximo -y ya muy cercano- Sábado, 11 de Noviembre. Han pasado cuarenta y siete años pero el espíritu de la Esperanza debe perdurar intenso y audaz para conquistar, entre todos y entre todas, el Futuro de Talavera. A veces, me resulta muy difícil proclamar la Esperanza cuándo siento que mis Pecados viven plácidamente en el interior de mi Alma y que no soy capaz de expulsarlos…..con esa pregunta que me atormenta en palabras del gigantesco Cardenal Carlo María Martini…..»Al final, siempre la pregunta decisiva: ¿Hay Alguien ahí?»
Pero hoy sí me voy a atrever. Hoy sí que quiero creer en la Esperanza. En la Esperanza depositada en esa crucial fecha del 11 de Noviembre. En la Gran Manifestación que partirá de la Plaza del Reloj. En el Futuro que todos y todas atisbamos y alcanzaremos. Que mi Voz tan sólo sea un suave y débil murmullo.
Pero que sea. Que seamos como un gran maremoto que inunde Talavera. Y todas las gotas de agua cuentan. Todas son imprescindibles. Todas. Gracias por acoger mis palabras.
Cordiales saludos en la Esperanza. El niño que se maravilló con el primer Tele Club del Colegio de La Salle ahora es el adulto que quiere ser leal a la Esperanza. Y a Talavera.

FERNANDO BLÁZQUEZ BEJARANO

Socio SOS Talavera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *