CALLES SUCIAS EN TALAVERA GOBIERNE QUIEN GOBIERNE

Es completamente imposible que una administración pública gobernada por cualquier fuerza política tenga la capacidad y los recursos suficientes para mantener una ciudad verde y limpia si sus ciudadanos no ponemos de nuestra parte.

Desde hace años venimos exigiendo al Ayuntamiento más inversiones en cuestiones de limpieza, adecentamiento de las calles, de las fachadas públicas y de los jardines, pero de qué sirve que las asociaciones ciudadanas fiscalicen la gestión municipal, si una parte nada desdeñable de la ciudadanía no colaboramos en ello.

Los ciudadanos de Talavera asumimos con normalidad poder tirar la basura a cualquier hora del día, cuando siempre ha sido a partir de las 20.00 horas, nuestros padres y abuelos eran mucho más diligentes en todo esto.

Cualquier día de la semana vas paseando por cualquier calle de nuestra ciudad y observas una amalgama inimaginable de residuos urbanos que los mismos ciudadanos hemos dejando tirados en la vía pública, me imagino que el, la, los las pensaran que alguien más tarde que pronto lo recogerá.

Un salón entero, lámparas, ropa, todo tipo de muebles, por supuesto colchones y sofás, cocinas, frigoríficos e incluso una bombona de butano podemos observar cuando paseamos por las calles ¿Hasta qué punto podemos hacer responsable en exclusiva al Ayuntamiento?

Si fuese algo puntual lo entenderíamos, pero resulta que es una tónica convertida en costumbre. La conclusión es que hemos normalizado una costumbre incívica, y nos importa un pimiento ver los residuos abandonados en la vía pública. La mayoría ni les prestamos atención, y si lo hacemos es para sacar una foto, y colgarla en redes con la consiguiente bulla recurrente que esta genera, es siempre lo mismo, sin tener en cuenta que el responsable es el INCÍVICO que lo ha dejado ahí. Si reconocemos eso, a partir de ahí podemos empezar a hablar.

En ocasiones nos preguntan qué se puede hacer por nuestra ciudad, bien, pues una cosa sencilla sería la de erradicar estas costumbres incívicas. Cuando veamos el cuadro de porquerías, utilizar la APP LÍNEA VERDE, también utilizar las papeleras, evitemos dejar bolsas de basura en el suelo junto a los contenedores, es saludable reciclar, y si es necesario reclama más contenedores.

Aparte de esto, sería bueno realizar campañas de concienciación colectiva para todas las edades, son todas las edades las que ensuciamos. Pero a todo esto también reclamamos mayor involucración de la CONCEJALIA DE RÉGIMEN INTERIOR, SEGURIDAD Y MOVILIDAD y de nuestra POLICIA LOCAL.

Conocemos muchos puntos negros de la ciudad, las asociaciones de vecinos saben dónde están, también el personal de limpieza viaria. Es necesario que la CONCEJALIA DE MEDIOAMBIENTE sea reforzada con la de SEGURIDAD porque llevamos años viendo nuestras calles sucias, y esto no es una cuestión de colores políticos, sino que las ordenanzas municipales están para cumplirlas gobierne quien gobierne. Podríamos decir que esto es una “CUESTION DE CIUDAD”.

Los residuos que se ven en muchos casos son de juzgado de guardia, es necesario una vuelta de tuerca, una revisión de los protocolos, o la confección de los mismos para considerar como positivo la implicación de las mujeres y hombres de nuestra Policía Local.