DANDO LA NOTA

Es realmente triste y lamentable que algunas de las demandas que realizan los vecinos de Talavera queden olvido con la impunidad de quien se cree superior por ejercer como administrador de bienes y servicios, de aquel que decide “esto sí” o “esto no” y de aquellos que primero dicen “digo” y luego “diego”.

El inicio del curso 2018/2019 ya ha tenido lugar en todos los ámbitos educativos y hay algo que nos llama poderosamente la atención: nadie, absolutamente nadie, se ha acordado de que había un proyecto de instalación y puesta en marcha de un Conservatorio en la ciudad. Años atrás este tema se había convertido en gran motivo de disputa entre el gobierno regional y local, donde cada día que pasaba se iba enredando más el asunto y se echaban las culpas mutuamente hasta quedar completamente paralizado.

Las promesas electorales están ahí para vendernos la moto, pero nosotros ya no nos creemos nada de nadie, porque si en un primer momento fue el gobierno local el que prometía la puesta en marcha de dicho Conservatorio, cuando fue denegado en pleno porque las cifras no cuadraban, se buscó salida al asunto achacando que debería ser el gobierno regional el que financiara el proyecto (tal y como hace en todos los demás de la región). Desde entonces, el “es competencia tuya y no mía” y “yo firmo todo pero no hago nada” se convirtió en una constante en la cual los talaveranos parecíamos que asistíamos a un partido de tenis y donde la pelota pasaba de un lado a otro de la red.

Pero un día parece que la bola chocó y nadie se ha acercado a recogerla, quedando el asunto sin dueño y sin que ningún responsable lo encarase con determinación. Así nos quedamos todos, con cara de idiotas ante lo que ocurrido respecto a un tema que no es poca cuestión, sino mucha, porque jugar con la educación de la ciudadanía es hacer malabares con el futuro de una ciudad y de sus habitantes.

Así pues, en vista de que los responsables ya no se acuerdan y que creemos que se nos está faltando al respeto ante las promesas vacías y el espectáculo bochornoso de un problema enquistado, quizá debería dirimir un juez en el asunto. Porque si los poderes ejecutivos no son capaces de remediar un conflicto de competencias, a lo mejor los afectados (que no olvidemos que somos nosotros), deberíamos recurrir a las herramientas que otros cauces oficiales disponen, como son los tribunales, para que el problema se solucione por ser una cuestión lesiva para la ciudadanía en su conjunto. O a lo mejor podríamos llamar a la puerta de una de las grandes figuras institucionales de este país, el Defensor de Pueblo, para que saque los colores de una vez al responsable y se acabe ya con la agonía.

No sabemos, quizá solo sea cuestión de pensarlo detenidamente y buscar otra vía.

Escríbenos a nuestro email sostalavera2017@gmail.com y aporta tus ideas, soluciones, quejas para fomentar el desarrollo de nuestra ciudad.

2 comentarios sobre “DANDO LA NOTA

  • el 10/10/2018 a las 12:04
    Permalink

    Ni conservatorio, ni río con caudal, ni tren en condiciones, ni empresas que quieran instalarse en Talavera, ni universidad privada, ni hospital privado……..cada vez Talavera se va convirtiendo en una ciudad invisible y olvidada, ahogada en el cieno de su propia ruina y miseria.

    Se repiten desde hace décadas las promesas que son todas mentiras. Mientras, en Talavera la hemorragia demográfica se acelera y la gente se sigue marchando en busca de su futuro o muriendo de agotamiento existencial.

    La misma muerte por agotamiento en la que agoniza cruelmente Talavera.

    Respuesta
  • el 11/10/2018 a las 07:10
    Permalink

    Lo unico grande de Talavera es la desolación y la ruina que tiene.

    Hace ya mucho que Talavera se parece a un Mordor lleno de Walking Dead y el que puede se larga lejos de aqui.

    Todos los barrios talaveranos estan llenos ya de pisos abandonados, invendibles, no valen nada.

    Talavera es el Detroit de España pero sin fábricas de coches.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *