HISTORIA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Corría el año 2005 e iniciamos el desmantelamiento de nuestro ferrocarril “RENFE”, con nuestra actitud Quijotesca de nosotros más que nadie “Honra o muerte”, nos dispusimos a aplicar al pie de la letra el Libro Blanco del Ferrocarril un ideario para adecuar, compatibilizar y revitalizar como modo de transporte básico en Europa el Ferrocarril por su capacidad, operatividad  y respeto por el medio ambiente que incluía unas líneas de trabajo, recomendaciones y plazos. Una de sus recomendaciones básicas era la Liberalización del Transporte mercancías/viajeros y la separación entre la gestión de la seguridad y sus instalaciones (naciendo ADIF) y la prestación de los servicios de transportes (naciendo Renfe Mercancías, Renfe Operadora subdividida en “Cercanías, Regionales, Largo Recorrido y AVE”), mientras tanto Alemania y Francia miraron para otro lado sin hacer nada y esperando en su fortaleza de empresas públicas y únicas formar un Oligopolio Europeo.

Entramos por aquel entonces en un espacio desconocido que generó caos de competencias, responsabilidades y gestión de resolución incidencias y actuaciones que han ido provocando el deterioro de la imagen del ferrocarril, sus empleados y el abandono de los servicios más básicos y sociales para la Ciudadanía y la España vaciada donde no llegaba el mana europeo de millones que se destinaba a un AVE para los que más tenían.

Esta separación de Administrador “ADIF” y Prestador servicios “Renfe Operadora” conllevaba, entre otras,  que la atención de Tareas Comerciales y propias del segundo Ente Empresarial no deberían ser desempañadas por el primero (AENA no vende ni atiende para las aerolíneas en los aeropuertos y en las estaciones autobuses cada compañía tiene sus espacios y personal) entrando en competencia desleal y siendo esta actuación denunciada por las Agencias de Viajes decretándose el pase definitivo de dichas funciones y personal de ADIF a Renfe Operadora que se fue “como no” demorando e improvisando hasta empezar en grandes estaciones en 2015 y se culminó el 01 Enero 2017 (de forma forzada como ahora), con unos cambios de uniformes y colores que los viajeros siguen sin relacionar con la separación ocurrida en 2005 de la antigua RENFE, continuándose con la desidia, falta de previsión, actuación e información por parte de Renfe Operadora y por consiguiente de FOMENTO para que los ciudadanos rurales y de poblaciones medianas y pequeñas no quedasen abandonados y en un limbo que ha ido agonizando hasta hoy.

Mañana 1 Enero 2020 vamos a sufrir en Talavera y comarca, esa caradura y desvergüenza de Políticos, amiguetes y apesebrados que se han ido introduciendo a dedo en Ministerios, empresas públicas y entidades públicas empresariales y que al dictado de lobby y multinacionales han ido dilapidando en su beneficio y sin escrúpulos el RECONOCIDO Derecho de los Ciudadanos de tener un servicio público de transporte ferroviario social y vertebrador del territorio.

NO PODEMOS NI DEBEMOS ABANDONAR LAS REIVINDICACIONES Y DEJAR DE EXIGIR LO QUE TODOS LLEVAMOS DÉCADAS CONSTRUYENDO: UNA ESPAÑA SOLIDARIA.

 

Comisión de Transportes e Infraestructuras – Asociación SOS Talavera y Comarca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *