LA OFICINA DE (DES)INFORMACIÓN TURÍSTICA

En enero de este año, antes de que se promocionara la región y la ciudad de Talavera en FITUR, publicamos un documento en el que hacíamos referencia al potencial turístico que tiene la ciudad, sus carencias y fortalezas, e hicimos hincapié en el desaprovechamiento por parte de las administraciones que se hace de este sector ya sea por desidia, falta de inversión, intereses creados o vaya usted a saber. El caso es que en dicho texto hacíamos referencia al conflicto generado con la reapertura de los puntos de información turística que la Diputación de Toledo puso de relieve como uno de los mayores avances que se iban a hacer en este sector en la provincia (¡hace ya más de dos años!). Como dijimos en su momento todas estas oficinas se abrieron como acordó la Diputación, menos una, la de Talavera.

En la liza entraban la administración local y la provincial para ponerse de acuerdo en su apertura, que nos gustaría recordar que es de su competencia, ya que la nuestra es ir a votar el año que viene. Tras el fallido pacto institucional ha quedado claro que  la provincia es un campo de batalla político donde la ciudad de Talavera de la Reina se presenta como si fuera aquel reducto rebelde de la Galia donde unos irreductibles talabricenses no dejan de quejarse, pero con el agravante de que su alcalde tampoco parece que haga mucho por mejorar la situación (inacción + ineficacia), pareciéndose más a aquel trovador (Asuranceturix se llamaba) que nadie quería escuchar en el pueblo por andar fuera de tonalidad.  Así que nos vemos en la tesitura de denunciar que a finales del mes de febrero el presidente de la Diputación anunciaba que la Oficina de Información Turística de Talavera de la Reina se  abriría definitiva y de manera inminente “como máximo en el mes de abril”. Bien, pues nos acercamos a mediados de mayo y el “chalecito” de la Ronda del Cañillo sigue siendo morada de nadie. Lo curioso es que ni nuestro alcalde ha dicho ni pío (quizá porque anda quemando goma hasta el Vaticano) ni el señor presidente de la Diputación tampoco ha vuelto a manifestarse.

Esto demuestra que el choteo ya parece generalizado y que cuando estos irreductibles talaveranos se quejan no es de vicio, es porque son los propios políticos los que  nos dan de beber de la poción mágica de la reivindicación. Es triste decir que los que suscriben estas líneas, justo en el día de la concentración de “Talavera, uno solo grito”, se encontraron con varios grupos de turistas que se acercaban a visitar nuestro casco antiguo. Y estos últimos se toparon a su vez con cerca de 3500 personas denunciando precisamente eso, un servicio imprescindible para atender a esa gente que viene a visitar nuestra magnífica ciudad y que lleva más de dos años para ponerse en marcha.

FUENTES:

  • https://goo.gl/2DTjTg
  • https://goo.gl/P6Luhj

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *