LA TRANSVERSALIDAD DE LA ESPAÑA VACIADA

Sí, es mi manera de empezar. Sí, en la España Vaciada hay gente de toda ideología política, ya sean más o menos progresistas o más o menos conservadores, porque es la supervivencia del territorio lo importante y  no el voto según el ideario personal. Esta cuestión de supervivencia y no de ideología personal, es lo que hace de la España Vaciada un movimiento transversal que defiende la renuncia a identificar sus ideas con el espectro político clásico basado en la distinción izquierda-derecha.

Por eso, ¿Qué hacer ante un problema? ¿polarizarlo o lo solucionarlo? Nuestra opinión es la resolución sin atender a la polarización o división de las tradicionales ideologías políticas.

En la transversalidad no es importante si sus integrantes participaron en otras opciones políticas, sino la evolución de su pensamiento (y no solo político) que le permita transformar su forma de actuar y querer hacer algo por su Tierra.

No es lógico mantener un pensamiento permanente, ya que no se piensa igual a los 18, a los 28 o 38…. 88, si esto fuera así, estaríamos ante un pensamiento lineal, no cambiante a las situaciones y circunstancias, siendo seres inertes sin capacidad de modificar nuestra libre voluntad. Estoy de acuerdo en que ahora todos los partidos están tomando conciencia de que el art. 138 ha sido el gran olvidado, pero tomar conciencia sin actuación ni iniciativa, provoca que se vuelva al inicio del error. Por eso la España Vaciada tiene y debe estar en las Instituciones, cambiar el modelo de País no es algo a corto plazo, hay que tener generosidad en el sacrificio, porque el esfuerzo de ahora, será el reconocimiento a futuras generaciones dentro de 10 o 20 años, y este es el auténtico problema.

Los políticos, ya sean locales, regionales o nacionales, se han centrado en el éxito inmediato para poder recibir los laureles de sus jerarcas, olvidándose del trabajo y del esfuerzo. Desde la España Vaciada se pretende cambiar el actual modelo de País, que no tiene en cuenta ni la cohesión social  ni la vertebración del territorio. Queremos volver al político como servidor público y no al actual político esclavo de los intereses de partidos. La España vaciada quiere dejar atrás la arrogancia partidista de nuestros políticos que se constituyen como elementos extraños y que cada vez despiertan menos simpatías ante la ciudadanía.

Raquel Esteban González,

Representante y portavoz de la E-20 de la España Vaciada y de SOS Talavera y Comarcas.