Toledo recibirá 190 millones para un proyecto mientras Talavera sigue sin ningún tipo de inversión duplicando la tasa de paro.

La Junta de Castilla La Mancha sigue preocupándose por los intereses de Toledo y sigue sin ver el agujero de paro y despoblación que sufre Talavera de la Reina.
Emiliano García-Page lucha estos días a brazo partido por la instalación de un parque temático en Toledo que creará alrededor de 4.000 empleos. Haciendo un pequeño contraste entre las ciudades de Toledo y Talavera de la Reina, Toledo cuenta con una tasa de desempleo inferior a los 6.000 desempleados mientras Talavera de la Reina, ciudad con mayor población que Toledo cuenta con 12.000 desempleados.

Los talaveranos se preguntan por qué desde la junta del gobiernos de Castilla La Mancha se trabaja tan intensamente por la creación de nuevo tejido industrial y comercial, comunicaciones, hospitales, turismo, creaciones de nuevos puestos para funcionarios y mejora de calidad para estudiantes universitarios y Talavera de la Reina no cuenta con absolutamente nada de esto. ¿No es este un trato injusto? ¿Por qué si contamos con mayor población que Ciudad Real, Guadalajara y Toledo, no contamos con las mismas inversiones en Talavera?
Meses de negociaciones y visitas mutuas y 190 millones de inversión en Toledo.
La firma francesa Puy du Fou está muy interesada en instalarse en España y el ejecutivo castellanomanchego se ha reunido multitud de ocasiones con esta empresa para convencerles de la viabilidad de instalarse en Toledo pese a los posibles problemas de albergar en Toledo empresa de tan gran magnitud. Esta gran inyección de 190 millones de euros supondría borrar de un plumazo todo el paro de Toledo en los años sucesivos.

Sin embargo en Talavera de la Reina seguimos esperando que las promesas y promesas que nos cuentan desde hace muchísimos años surjan de una vez y se de un paso adelante.
Mientras tanto ayer, Emiliano García-Page «nos prometió luchar» (una vez más) por el nodo logístico mientras tanto los talaveranos seguimos mirando al final de la vía esperando a ver si llega algún tren.

Ni nodo logístico, ni inversiones, ni proyectos, ni campus universitario, ni nuevas carreras, ni comercio ni industria… y un largo sinfín “NI’s” que siempre nos prometieron y que nunca llegaron mientras otros se llevan inversiones como si Talavera de la Reina no existiese.